“En nuestro mundo no habrá otras emociones que el miedo, la rabia, el triunfo y el autodesprecio.

El instinto sexual será erradicado. Aboliremos el orgasmo.


No habrá lealtad, excepto la lealtad al partido, pero siempre existirá ebriedad de poder.


Siempre, en todo momento, habrá la emoción de la victoria, la sensación de pisotear a un enemigo indefenso.


Si desean una imagen del futuro, imaginen una bota pisando un rostro humano para siempre”.


La moraleja que hay que extraer de esta peligrosa pesadilla es sencilla. No dejes que ocurra. Depende de ti”.


~ George Orwell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *