La Gran Batalla por el Futuro

Un mundo industrial totalitario de pesadilla en el que todo lo que vive está siendo envenenado hasta la muerte y en el que las personas deshumanizadas están sometidas a un control físico y psicológico de amplio espectro por parte de amos esclavistas a los que nunca se atreven a cuestionar.

Klaus Schwab y su Gran Reinicio fascista

Nacido en Ravensburg en 1938, Klaus Schwab es hijo de la Alemania de Adolf Hitler, un régimen de estado policial basado en el miedo y la violencia, el lavado de cerebro y el control, la propaganda y las mentiras, el industrialismo y la eugenesia, la deshumanización y la “desinfección”, en una visión escalofriante y grandiosa de un “nuevo orden” que duraría mil años.

Un laberinto de mentiras politicas

La idea de una “nación” es en sí misma una construcción, utilizada para ayudar a justificar la existencia o la posible existencia de un Estado. Esta “nación” ofrece “inclusividad”, invitando a la gente a identificarse con el Estado. El Estado ya no es considerado como “ellos”, la clase dirigente que realmente lo posee y controla, sino como “nosotros”, la nación.

Desmantelando la Tiranía

El Gran Reajuste Fascista está siendo promovido por una organización empresarial, el Foro Económico Mundial, y todo el sesgo incorporado a las llamadas agendas de “sostenibilidad” de la UE, la ONU y demás se refiere a priorizar el crecimiento y la expansión continuos de las “partes interesadas” empresariales.